sábado, 13 de julio de 2013

Una noche de Marzo.

-Arcänaëndel-

Aquí me tienes,
en una noche
de Marzo,
con un papel
en blanco,
blanco como la nieve
que resalta
en las montañas.
Alma,
Alma mía,
destello de transparencia,
me sedujiste 
con tu amor inquebrantable,
me ataste a tu pasión
por siempre.
Recuerdo,
recuerdo como si hoy
fuese ayer,
cuando reclamaba tus besos
con una locura tan infinita
como el cosmos,
tan desesperada mente
mi alma pide a gritos
un pequeño abrazo,
un susurro gentil,
una pequeña muestra de cariño
y aquí me tienes,
en una noche
de Marzo,
con un papel
en blanco.

Viví el idilio
mas hermoso
de todos los tiempos,
junto a ti.
Me hicisteis creer 
que nada en este mundo
es imposible,
tu pelo..
tu pelo suelto al viento
es tan maravilloso,
tan sutil,
tan perfecto,
tu aroma
es tan celestial
como el mismo dios
y los hermosos ángeles
que habitan el cielo.

Extraño tus caricias,
tu cara,
tus abrazos,
tus besos, 
tu amor,
ese amor que dejaste
en el olvido.
Dejaste que la tormenta 
destruyera todo lo que habíamos
construido,
no quisiste caminar conmigo
por el sendero
en el cual nuestros destinos
están juntos por siempre.

Hoy,
ya no soy nadie
ni nada
en este olvidado,
triste
y solitario mundo.
Sin ti,
mi vida se vuelve errante,
sin un destino
de por medio,
solo cae y cae
por el obscuro abismo
sin fin,
pero a pesar de todo,
tu siempre seras
mi vida,
mi alma, 
mi razón
y mi ángel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario