jueves, 18 de julio de 2013

Noche que cae; parte I.

-Arcänaëndel-

Una nueva esperanza
cae sobre el crepúsculo,
un místico atardecer
me hace reflexionar
y al mismo tiempo
tener esperanzas
de la vida,
de los momentos
junto a ti...
Ha caído la noche,
espero despierto
cuando al despuntar el alba
nace un nuevo día,
nace una nueva esperanza...
cuando todo esta bien,
cuando hay que ser fuerte
y tratar de ser una torre,
para que un ser querido
no caiga
en la oscuridad...
Cuando sale el sol
hay una tregua
a toda la maldad
y obscuridad
que existe en un humano
como yo,
duermo cada noche,
pero sigo viendo
la oscuridad
de mi habitación,
de mi jaula...
intento hablar con alguien
pero solo veo
la pared,
tantos secretos ocultos
en aquellas paredes
de mi propia jaula
y cuando el sol
vuelve a nacer
como un fénix
de sus cenizas,
todos aquellos secretos
que las paredes
de mi habitación guardan,
desaparecen
por la luz,
y quedan como una hoja 
en blanco
a la luz de la vela...
Miro hacia la ventana
y observo
a la distancia,
cielos desconocidos
y nubes
de autodestrucción
masiva...
Mi mente me dice que salga
de mi jaula
y observe aquel cielo negativo
lleno de dolor
y tristeza...
Comienza a llover,
cada gota es un corte a mi piel,
cada gota de sangre
es
un desahogo,
un escape...
por cada corte,
fluyen ríos de sangre
por las laderas de mi piel,
con cada río
el dolor se va,
mientras mas llueva,
mas ríos habrán
y menos dolor habrá...
Son las cuatro de la mañana,
y aquí estoy,
desangrándome,
pero observo el cielo
y aquel color rojo
que imploraba
sangre,
y aquellas nubes que ya
han saciado
su sed de autodestrucción
se están retirando
de mi mente,
y comienzo a ver un amanecer
totalmente distinto
al de todas las noches...
un amanecer
azul
como el mar,
brillante como una vela
a la luz de la pálida
luna de invierno,
transparente como la mirada
de la persona que amo
cuando esta expresando
mas de lo que siente
¿Quizá el dolor se esta alejando de mi vida?
quizá solo es una tregua
¿Puede mi alma aguantar tanto martirio?
un día no despertaras
y dormirás para siempre,
sin dolor,
sin remordimiento,
sin ira,
sin tristeza,
sin lagrimas,
sin sentimientos...
solo tu alma
esperando
aquel tortuoso juicio
donde hay mas dolor
que pecados,
hay mas traición del mundo
que de tu parte hacia el,
pero mientras
el juicio sigue,
a lo lejos
veo una luz,
que con tan solo mirarla
me trae felicidad
y paz...
una paz que en la tierra
jamas se encontrará....
Pero luego recuerdo que pensar
en la muerte
quizá no sirva de mucho
y solo me queda
implorar al destino
que sea amable conmigo
y me de una tregua
y un amanecer de esos 
que son míticos
pero reales...
Y seria perfecto
si solo ella estuviera
en ese amanecer gélido
dándome su amor,
su calor...
Pero luego vuelvo
a la infame realidad
y veo que no estas
por ningún lado,
pero luego recuerdo
que cuando te fuiste
toda la miseria
de humano que soy ahora
es gracias a ti...
Te fuiste sin despedirte,
nuestro destino no era tan frío..
nuestro destino era feliz,
pero ahora solo queda en "era",
ahora es parte del pasado...
me cuesta resignarme
pero ahora lo único que me queda
es imaginarte sin ropa
porque no es tan doloroso
como imaginar
lo que pudo ser
pero nunca fue...
Desde tu partida,
nunca mas tuve
un amanecer hermoso,
de hecho
nunca mas amaneció
para mi,
pero ahora logro
ver un amanecer
como los de antes,
tan claro y resplandeciente
como el agua
¿Quizá el destino quiere juntarnos nuevamente?
sea lo que sea,
solo con tener tu presencia,
sentir tu olor,
aquellos amaneceres de antaño
vuelven,
aquellos planes que teníamos,
aquella esperanza
vuelve con un abrir de ojos.

Después de mucho tiempo
el día esta soleado
pero
no estas tu...
es difícil estar sin ti
sobre todo cuando
no te despediste,
pero siento que ya no te necesito
como aquellos días de abril
en los que desapareciste
de la faz de la tierra
y te necesite mas que nunca
pero no estuviste ahí...
El día esta muy precioso
como para recordar esos episodios
que traen angustia
y desesperación.


Fin de la parte I.

No hay comentarios:

Publicar un comentario